Consejo

Champiñones para lactancia (HS): posible o no, reglas de preparación y uso

Champiñones para lactancia (HS): posible o no, reglas de preparación y uso


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los champiñones son posibles con la lactancia; la mayoría de los médicos se adhieren a este punto de vista. Pero para que los hongos no causen daño, es necesario estudiar en detalle las reglas para su uso y las recetas seguras para las madres lactantes.

¿Es posible que una madre lactante tenga champiñones?

Como regla general, durante el período de lactancia, los médicos recomiendan abandonar cualquier plato de hongos. El uso de hongos siempre amenaza con el envenenamiento, incluso si los cuerpos frutales están completamente frescos, recolectados en un bosque limpio y cuidadosamente procesados.

Sin embargo, cuando los champiñones de amamantamiento son una excepción a la regla. Se consideran los más seguros para los humanos, los cuerpos frutales, que se venden en las tiendas, incluso se cultivan en granjas especiales. Por lo tanto, el producto en proceso de desarrollo no recibe ninguna sustancia nociva del suelo y, de hecho, no puede representar un peligro.

No es necesario renunciar al producto durante el período de lactancia. Pero debes usarlo con precaución.

Con HV, las gorras de champiñón son las más seguras.

Por qué los hongos son útiles durante GW

Las madres jóvenes valoran las setas por su valor nutricional y su buen sabor. Pero este no es el único beneficio. El producto posee propiedades valiosas y, si se usa con prudencia, es capaz de:

  • mantener el correcto equilibrio de agua y minerales en el cuerpo debido al alto contenido de líquido en la pulpa;
  • mejorar el metabolismo y la motilidad intestinal;
  • eliminar toxinas y toxinas del cuerpo;
  • mejorar la inmunidad debido a la gran cantidad de antioxidantes en la composición;
  • prevenir las deficiencias de vitaminas y minerales.

¡Importante! El producto se digiere fácilmente y el estómago lo absorbe perfectamente durante la lactancia, hasta un 90%.

La opinión de Komarovsky sobre la ingesta de champiñones con hepatitis B

El famoso médico infantil Komarovsky cree que, en general, el producto es muy útil y debe estar presente en la dieta de una mujer. Pero con respecto a la lactancia materna, el médico es bastante categórico, afirma que incluso los hongos seguros no deben consumirse hasta el final del período de alimentación. Según Komarovsky, incluso los productos de hongos comprados en la tienda pueden ser peligrosos para un bebé, porque es imposible garantizar al 100% su calidad y condiciones de crecimiento seguras.

Aunque la opinión del famoso médico merece atención, las propias madres lactantes a menudo no están de acuerdo con la opinión de Komarovsky sobre los champiñones cuando amamantan y creen que se pueden tomar setas.

¿Cuándo pueden los champiñones para GV?

A pesar de la seguridad, los champiñones en el primer mes durante la lactancia siguen estando prohibidos. Por primera vez, se pueden agregar a la dieta mientras se alimenta solo después de los 4 meses de vida del bebé.

En este caso, es necesario tener en cuenta las características del cuerpo del bebé y sus reacciones individuales. Si el niño es generalmente propenso a las alergias alimentarias, a menudo sufre de cólicos o tiene dolencias congénitas de la digestión, se debe descartar la introducción de hongos en el menú durante la lactancia.

Es imposible introducir un producto en el menú en el primer mes después del parto.

¿Qué hongos puede comer una madre lactante?

Los champiñones con HS no se pueden utilizar en todas las formas. Al amamantar, las madres jóvenes deben dar preferencia a los champiñones hervidos, guisados ​​o fritos, tales métodos de procesamiento son los más seguros.

Es categóricamente imposible comer setas saladas y en escabeche, así como alimentos enlatados durante la alimentación. Las preformas frías de hongos en frascos contienen demasiada sal y especias, esto afectará negativamente la composición de la leche materna y provocará cólicos en el bebé. Además, son los cuerpos frutales salados y en escabeche los que pueden ser peligrosamente envenenados, hasta e incluso la muerte.

En cuanto a si los champiñones fritos se pueden usar para una madre lactante, la respuesta es no. Estos hongos contienen una mayor cantidad de aceite y son difíciles de digerir durante la lactancia.

Reglas de selección

Aunque se pueden encontrar cuerpos fructíferos deliciosos y frescos en el bosque, se recomienda a las mujeres que opten por comprar hongos cuando amamantan. El hecho es que los hongos jóvenes son muy similares a los hongos pálidos jóvenes, y siempre existe el riesgo de cometer errores al recolectarlos.

Deberías comprar champiñones en la tienda.

Al comprar un producto, debe prestar atención a los siguientes puntos:

  • color: los champiñones frescos deben ser blancos o ligeramente beige, mate y sin manchas oscuras en la superficie de la gorra;
  • estructura: debe elegir cuerpos fructíferos que tengan una película debajo de la tapa, y la tapa en sí está firmemente conectada a la pierna;
  • olor: un producto fresco huele agradablemente a hongos, el aroma de la humedad no debe provenir de él;
  • elasticidad: los cuerpos fructíferos deben ser densos, no debe comprar un producto blando.

Al amamantar, es mejor elegir cuerpos frutales de tamaño pequeño, se cocinarán más rápido y se absorberán mejor.

¿Cómo se pueden cocinar champiñones para una madre lactante?

Al amamantar, se debe dar absoluta preferencia a los champiñones guisados, horneados y hervidos. Por lo tanto, a base de pulpa de hongos, las sopas ligeras y los platos principales con verduras y cereales se preparan con mayor frecuencia:

  1. Se recomienda moler bien los champiñones durante el proceso de cocción, se absorberán mejor.
  2. La sal solo se puede agregar a los platos de hongos en cantidades muy pequeñas.
  3. Es mejor rechazar la pimienta entera y otras especias picantes.

¡Consejo! Los champiñones para una madre lactante se pueden comer con una pequeña cantidad de aceite de alta calidad: los platos de hongos durante el período de alimentación deben tener un bajo contenido de grasa.

Filete de pescado al horno con champiñones

Los champiñones frescos van bien con los filetes de pescado blandos. La receta de cocina se ve así:

  • El filete de 1 kg se recubre ligeramente con aceite vegetal y se marina en especias durante media hora, las especias deben ser fragantes, pero no calientes;
  • Se cortan 500 g de pulpa de champiñón y 2 puerros lo más pequeños posible, se mezclan y se cuecen en una sartén durante unos 5 minutos;
  • después de eso, se agregan aceite de oliva, 500 g de crema agria baja en grasa y un poco de harina a una sartén caliente;
  • se cuece la mezcla hasta que espese y adquiera un color amarillento, y luego se vierte sobre el pescado en una fuente para horno;
  • el filete de pescado se coloca en el horno durante media hora a una temperatura de hasta 200 ° С

Puede servir el plato con eneldo o albahaca, lo que le dará al producto un sabor y aroma especiado.

Filete de pescado con tapas de champiñones: un plato delicioso y nutritivo

Sopa ligera de champiñones

Los champiñones para una madre lactante se pueden usar como parte de otro plato saludable y sabroso: sopa con champiñones, verduras y hierbas. Lo hacen así:

  • Se pican finamente 500 g de champiñones y se vierten en 1,5 litros de agua hirviendo;
  • agregue 4 papas peladas y cortadas en cubitos;
  • mientras los ingredientes están hirviendo, sofreír unas zanahorias y cebollas picadas;
  • después de que la cebolla esté ligeramente dorada, agréguela a la sartén junto con las zanahorias;
  • Se sala la sopa al gusto, se agrega la hoja de laurel y después de unos minutos más se retira del fuego.

Se agregan un poco de crema agria y hierbas al plato terminado, también puede arrojar crutones de centeno a la sopa.

Sopa de crema de champiñones

Una madre lactante puede comer champiñones con fideos y patatas. Otra receta sugiere hacer una sopa muy delicada y deliciosa. Según la receta, debes:

  • hervir un litro de agua o caldo fragante sobrante después de cocinar el pollo;
  • cortar 2 papas en cubos y hervir durante 10 minutos;
  • agregue zanahorias ralladas, cebolla picada, 50 g de fideos y 300 g de champiñones finamente picados a la sartén;
  • sazone con sal y cocine por otros 20 minutos, revolviendo ocasionalmente.

Cuando la sopa esté lista, debes enfriarla un poco y luego batir con una licuadora hasta hacer puré y espolvorear con hierbas frescas.

La sopa cremosa se absorbe muy bien en el estómago.

Setas guisadas con manzana

El producto de hongos será de gran beneficio durante la alimentación si se guisa con manzanas verdes frescas. Es muy sencillo preparar un plato según una receta, para ello necesitas:

  • vierta 500 g de cuerpos de frutas finamente picados en una cacerola;
  • agregue un poco de agua y cocine a fuego lento durante 20 minutos;
  • cortar las manzanas en rodajas, agregar a la pulpa de los champiñones, verter sobre el caldo de champiñones y sal al gusto.

Las manzanas y los champiñones se guisan durante otros 10 minutos, tras lo cual se retiran del fuego y se disfruta de un plato rico y vitamínico.

¡Importante! Las manzanas deben elegirse exactamente, las variedades dulces verdes, amarillas y rojas son menos digeribles durante la lactancia.

Calabacín guisado con champiñones

Una madre lactante puede guisar champiñones con calabacín. Para preparar un plato saludable, debes:

  • picar 500 g de calabacín pelado y la misma cantidad de champiñones frescos en trozos más pequeños;
  • sofreír los ingredientes durante 5 minutos a fuego lento;
  • Freír la cebolla finamente picada por separado durante un par de minutos, verter 100 ml de crema agria sobre ella y sal.

La cebolla y la crema agria se cuecen durante un cuarto de hora, luego los platos de champiñones se colocan hermosamente sobre el calabacín picado y se ensartan en un pincho de madera, y luego se vierten con salsa caliente.

El calabacín y los champiñones compensan la falta de vitaminas.

Chuletas de setas con alforfón

Mientras amamanta, puede preparar empanadas de hongos nutritivas. La receta tiene este aspecto:

  • hervir 100 g de trigo sarraceno en 200 ml de agua;
  • Se cuecen 100 g de champiñones, zanahorias ralladas y puerros finamente picados en una sartén en una pequeña cantidad de agua hasta que se ablanden;
  • mezcle el trigo sarraceno, las verduras y la pulpa de los hongos, agregue 1 huevo, un poco de sal y 2 cucharadas grandes de harina;
  • amase la masa y moldee bien las chuletas, luego enróllelas en el empanizado.

Las chuletas se fríen rápidamente en una pequeña cantidad de aceite de oliva y luego se cuecen a fuego lento durante otros 10 minutos en una cacerola con un poco de agua.

Champiñones con verduras y arroz

Una madre lactante puede usar champiñones con arroz y preparan el plato de esta manera:

  • zanahorias ralladas y cebollas picadas rápidamente fritas;
  • Se cortan 300 g de champiñones en rodajas finas y se guisan junto con verduras durante 8 minutos;
  • espolvorear el plato con especias suaves y verter 200 g de arroz encima y verter los ingredientes con agua;
  • después de hervir, guisar el arroz, los trozos de champiñones y las verduras debajo de la tapa hasta que el arroz se ablande.

El plato se sacia rápidamente durante la lactancia, ya que tanto los champiñones como el arroz sacian bien el hambre.

El arroz con champiñones satisface perfectamente el hambre.

Cómo comer champiñones con HS

Al usar cualquier receta de cocina, debe cumplir con las siguientes reglas:

  1. Al amamantar, los hongos se pueden agregar al menú no antes de que el niño tenga 4 meses.
  2. Por primera vez, debe probar solo 1 cucharada pequeña de cuerpos de hongos hervidos o guisados, preferiblemente por la mañana. Después de eso, debe controlar cuidadosamente la reacción del niño. Si no aparecen alergias, puede aumentar aún más la cantidad diaria de pulpa de hongos, llevándola gradualmente a 70 g por día.
  3. Incluso con buena tolerancia, los champiñones no deben consumirse más de una vez a la semana.

¡Atención! Al tomar champiñones, debe controlar la condición y las heces del niño durante la lactancia. A veces, la intolerancia individual no aparece de inmediato.

Limitaciones y contraindicaciones para el uso de champiñones con hepatitis B

En general, los hongos para una madre lactante pueden, sin embargo, con reservas, tener una serie de contraindicaciones. No puedes usarlos:

  • con dolencias crónicas del estómago, intestinos, riñones y vesícula biliar en una mujer;
  • con una tendencia de una madre lactante al estreñimiento;
  • con anomalías congénitas en el trabajo de los intestinos y el estómago en un bebé;
  • en presencia de dolencias del corazón, los riñones y el hígado en un bebé;
  • con tendencia de un bebé a la diátesis.

Con precaución, debe probar los cuerpos de hongos si un bebé lactante reacciona negativamente a los productos lácteos y la carne. Es muy probable que el organismo no absorba los hongos durante la alimentación.

Con un estómago e intestinos saludables de la madre y el niño, los hongos comprados en la tienda no harán daño.

Conclusión

Los champiñones se pueden amamantar, pero solo si se compran en una tienda confiable y se preparan de acuerdo con recetas seguras. Los hongos salados y enlatados no se pueden consumir durante GW, y también se deben observar dosis moderadas.


Ver el vídeo: CÓMO CONGELAR CHAMPIÑONES EN CASA. Congelación casera de champiñones (Febrero 2023).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos